La retina, el desprendimiento de retina y la retinopatía diabética

La retina es un conjunto de células nerviosas dispuestas en la capa mas interna del globo ocular cuya misión consiste en transformar los estímulos luminosos en señales nerviosas para que el cerebro las interprete.

La mácula es una zona de la retina de especial interés pues capta lo que se denomina “visión central” que es la que permite fijar nuestra atención en los detalles. El resto de la retina se encarga de la visión periférica.

EL DESPRENDIMIENTO DE RETINA

Consiste en la separación de las capas de la retina que se desplazan hacia el humor vítreo produciendo una pérdida indolora de parte del campo visual. La miopía, la retinopatía diabética, los antecedentes de traumatismo ocular, la presencia de desgarros o agujeros retinianos predisponen a esta patología y exigen un control oftalmológico adecuado para su posible prevención.

La sintomatología suele ser súbita aunque en ocasiones se detecta la presencia de moscas volantes.

El tratamiento con Láser Argón puede efectuarse en las fases iniciales o ante la presencia de desgarros. Cuando el desprendimiento ya se ha desarrollado el cerclaje extraescleral o la vitrectomía son los tratamientos mas adecuados, si bien en ocasiones no es posible una completa recuperación de la visión aunque se restaure la anatomía de la retina.

LA RETINOPATÍA DIABÉTICA

La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica que afecta a múltiples órganos, entre ellos, y de forma importante, al globo ocular.

El mejor método de diagnóstico de la retinopatía diabética son los exámenes periódicos que debe realizar el oftalmólogo a todo paciente diabético al menos una vez al año.

Inicialmente se dañan los vasos sanguíneos con pequeñas fugas de fluidos y sangre, microaneurismas y exudados. Posteriormente se forman neovasos que facilitan la aparición de hemorragias vítreas. Además el desarrollo de tejido fibroso favorece el desprendimiento de retina. Los neovasos a nivel del iris provocan un glaucoma neovascular, por el aumento de la presión intraocular.

La finalidad del tratamiento es detener el avance de las lesiones y, de ser posible, mejorar la calidad de la visión. Puede utilizarse la fotocoagulación con Láser Argón para disminuir el edema macular o para impedir la neovascularización y progresión de las lesiones. Los casos de retinopatía avanzada pueden requerir tratamiento quirúrgico mediante vitrectomía.

MAPA

CLÍNICA QUO

  Plaza Juan de Austria, 10,
Valladolid, 47006, (Valladolid)

  983 39 32 58

  983 27 35 14

Clínica QUO