Músculo recto interno y músculo recto externo

ESTRABISMO

El estrabismo (desviación ocular) en adultos es el resultado de un estrabismo de la infancia progresivo, no tratado o parcialmente tratado mediante cirugía. Otras causas de estrabismo en adultos son el resultado de un traumatismo ocular u orbitario, secundarios a enfermedades neurológicas o sistémicas ( parálisis de la musculatura ocular) y secundarios a cirugía ocular ( retina, glaucoma, órbita, catarata y cirugía refractiva). EN muchos casos el paciente adulto con estrabismo experimenta una doble visión (diplopia).

La vieja idea de que los estrabismos de adulto no pueden ser tratados satisfactoriamente o que son sólo susceptibles de cirugía estética está actualmente obsoleta. Los avances en el manejo y tratamiento de los ojos desviados es beneficioso tanto en niños como en adultos . El tratamiento de los estrabismos de adulto puede mejorar el campo visual, la capacidad de fusión de las imágenes, el control de la diplopia y evidentemente la mejora de la estética ocular. Los pacientes intervenidos quirúrgicamente con éxito refieren entre otros puntos un aumento de la autoestima, una mejora en las relaciones interpersonales y una mejora de la lectura y conducción.

El tratamiento , en la mayoría de los casos es quirúrgico. Se realiza en el 99% de los pacientes con anestesia local sin necesidad de ingreso hospitalario. En algunos casos se necesitan tratamientos complementarios a la cirugía ( gafas correctoras, prismas ejercicios visuales, etc) sobretodo en pacientes con visión doble previa a la cirugía de estrabismo.

La característica diferencial más importante de la oftalmología pediátrica es que la visión en el niño es una función que se desarrolla a partir del nacimiento, durante los primeros años de vida. Ello hace que problemas tan frecuentes como estrabismos o defectos de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo) hagan necesario el diagnóstico y tratamiento precoz para evitar la detención del desarrollo visual o corregirlo si ha ocurrido.

En el caso del estrabismo, en el niño, el cerebro "desconecta" la visión del ojo desviado para evitar la visión doble y ello da lugar al "ojo vago" (técnicamente ojo ambliope) por ello es necesario el tratamiento con "parche, además de las gafas o intervención quirúrgica.

Los defectos de refracción ( miopía, hipermetropía o astigmatismo) plantean el mismo problema si afectan a un solo ojo, o a uno más que a otro con el agravante de que el niño no presenta ningún síntoma: No desvía un ojo y ve bien con los dos abiertos, aunque realmente está utilizando sólo uno y perdiendo visión del otro. En estos caso es básico el diagnóstico y tratamiento precoz ya que la recuperación del "ojo vago" es fácil antes de los ó 5 años de edad y se hace más difícil cuanto mayor es el niño.

MAPA

CLÍNICA QUO

  Plaza Juan de Austria, 10,
Valladolid, 47006, (Valladolid)

  983 39 32 58

  983 27 35 14

Clínica QUO